En los últimos meses antes de casarnos, ésa frase se convirtió en el tema rompehielo con el cual la mayoría de personas se acercaban a mí, seguido de una “conversación seria” aludiendo a mi juventud, y al porque el matrimonio era  un proyecto muy arriesgado. Tengo varios conocidos que convivenLeer mas…