5-Santa Emiliana,virgen-5 (1)

Santa Emiliana, mística. Tía del Papa San Gregorio Magno.

Santa Emiliana y su hermana vivieron en la casa de su padre como dentro de un monasterio, logrando grandes progresos en la vida espiritual 
Santa Emiliana fue una mística religiosa que fue la tía del Papa San Gregorio Magno. Ella y una hermana, Tharsilla, vivían en Roma, en la casa de su hermano, el padre de Gregorio, practicando la oración continua y una gran austeridad. Santa Emiliana murió el 5 de enero, solo unos días después de Tharsilla.

Fecha: 05 de enero

Martirologio romano: En Roma, conmemoración de santa Emiliana, virgen, tía paterna de San Gregorio Magno I, papa, la cual falleció piadosamente poco después que su hermana Tarsila (s. VI)

Biografía de Santa Emiliana

Santa Emiliana y su hermana Tharsilla, vivían en Roma, en el hogar de su hermano, el padre de Gregorio el grande, en donde practicaron la fe y vivieron sus vidas con una gran austeridad.

San Gregorio el Grande tenía tres tías, hermanas de su padre, quienes llevaban una vida religiosa ascética en la casa de su padre. Sus nombres eran Tharsilla, quien era la mayor, Emiliana y Gordiana.

Tharsilla y Emiliana estaban unidas mucho más por el fervor de sus corazones ardiente por la fe y el vínculo de la caridad que por su misma sangre.

Ellas vivían en la casa de su padre en el Clivus Scauri como si estuviesen viviendo dentro de un monasterio y, animándose mutuamente a la virtud por el discurso y el ejemplo, hicieron grandes progresos en la vida espiritual.

Gordiana, la tercera hermana se unió a ellas, pero a menudo era impaciente al silencio y los retiros y, siendo llamada a otra forma de vida, se casó con su mentor.

Tharsilla y Emiliana perseveraron en el camino que habían elegido, amar al Señor por sobre todas las cosas, disfrutando de la paz y el amor divino hasta que fueron llamadas a recibir la recompensa de su fidelidad.

La muerte de Santa Tharsilla
San Gregorio nos relata que Tharsilla fue visitada una noche con una visión de su bisabuelo, el Papa San Felix II (III), quien le mostró un lugar preparado para ella en el cielo, diciéndole:

“Ven, te recibiré en esta habitación de luz”.

Ella se enfermó poco tiempo después, y mientras sus amigos se amontonaban alrededor de su cama ella les gritó,

“Apártense, apártense, mi salvador Jesús ya viene”.

Después de estas palabras, su alma expiró en las manos de Dios en la vigilia de la Navidad. La piel de sus rodillas y la de sus codos se encontraban completamente endurecida, “como la piel de un camello”, debido a sus extenuantes horas dedicadas a la oración

La muerte de Santa Emiliana
Unos días más tarde, Tharsilla se le apareció a su hermana Santa Emiliana, y la llamó a celebrar la Epifanía en el cielo. Emiliana de hecho murió el 5 de enero siguiente.

Ambas hermanas son nombradas en los respectivos días de su muerte, en el Martirologio Romano.

Santa Emiliana, ruega por nosotros.

Post Your Comment Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *