PESSOA-TRISTE

DEJA SALIR EL PODER DE DIOS DE TU CORAZÓN.

Recuerda esto: En medio de todas las dificultades que atravieses, allí está el poder de Dios queriendo brotar desde el interior de tu corazón y hacerte capaz de vencerlas. Con la confianza puesta en Él, puedes cambiar tus peores momentos en tus mejores oportunidades para ser feliz ¡Créelo!.

Ten la certeza de que todo aquello que pudieses estar enfrentando no es nada comparado con lo que Dios es capaz de hacer en tu vida si se lo permites. Confía en Jesús, confía en su amor y en su respaldo. Él está allí para apoyarte. Dios te ayuda, te sana, te da fuerzas y esperanzas, pero tienes que dar lo mejor de ti para concretar todo lo que deseas y quieres. No te quedes escarbando en terreno árido, prosigue, lucha, sé la mejor versión de ti mismo. Canta alegremente como el salmista: “El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confía en él. Mi corazón se alegra porque recibí su ayuda”… ¡Ánimo! Ponte alegre como si ya tienes lo que le pediste al Señor. Repite ahora: “Gracias, Señor, por las personas que están a mi lado y que me ayudan a seguir adelante. Gracias por la vida y por cada situación que colocas en mi camino porque sé que es para mi pleno crecimiento. Amén

Post Your Comment Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *