Más allá de la pérdida de Cristiano Ronaldo, el problema del Real Madrid no es jugar de otra forma, ser más frecuente en las llegadas a fondo, manejar la pelota con más seguridad y destreza, disparar más constantemente, cambiar personal en el medio campo o adelante, despedir a Lopetegui, enLeer mas…